Saltar al contenido →

Las claves del éxito de Morning Brew, la newsletter que factura 50M$

En 2015, Austin Rief y Alex Lieberman, dos estudiantes de la Universidad de Michigan, decidieron lanzar una newsletter. Algo atípico para unos jovenzuelos como ellos, la era del email parecía estar desvaneciéndose y lo que lo petaba eran Twitter, Instagram y otros canales más novedosos.

Quizás lo bueno de ser jóvenes es que no te preocupas tanto por los datos, tendencias y lo que se supone que deberías hacer, si no que tienes el arrojo y coraje de hacer algo que te sale realmente de dentro.

Morning Brew era (y sigue siendo) algo realmente atípico. Una newsletter de negocios pero llena de memes, titulares con chistes y una gran dispersión de temas que tratan de explicarte todo lo que deberías saber hoy pero con el mínimo nivel de profundidad. Lo justo para que estés al día y puedas tener una charla de café sin necesitar dedicarle más de unos minutos a enterarte de todo lo que ha pasado.

Además de la juventud de sus fundadores, parte de la frescura de Morning Brew venía de que era un side project. Sus fundadores empezaron sus prácticas en banca de inversión a la par que comenzaban la newsletter, así que Morning Brew era una forma de expresión.

El bueno de Austin Rief comentaba en un interesante hilo de Twitter cómo él se imaginaba su vida al entrar en las prácticas en banca de inversión: «2 añitos de trabajo duro para luego ir a trabajar a algún Private Equity y hacer una carrera típica relacionada con el mundo de la inversión».

Pero la realidad siempre está ahí para escupirte en la cara, y 3 apenas 3 semanas después de empezar sus prácticas, Austin ya estaba odiando su vida. “Crear un modelo, copiarlo en PowerPoint. Crear otro modelo, copiarlo en PowerPoint. Una y otra vez, así sin parar, 100 horas a la semana”.

Un 4 de Julio, día de la independencia de los Estados Unidos y un día donde se supone que deberías estar comiendo y emborrachándote con tus amigos, Austin estaba trabajando a destajo en la fusión de 2 compañías que no le podían importar menos. Estaba cansadísimo y también solo en la oficina. El único pringado de su planta trabajando a destajo uno de los pocos días festivos en Estados Unidos.

Pidió comida china para comer solo mientras se lamentaba de las decisiones que había tomado en su vida y con la comida le llegaron dos galletas de la fortuna. 

Austin nunca había abierto ninguna, pero la necesidad de una vida mejor te hace cambiar de idea. Así que abrió una galleta de la fortuna y leyó lo siguiente: “Un encuentro casual abre nuevas puertas al éxito y la amistad”.

15 minutos después estaba escribiendo a su cofundador Alex para discutir qué necesitarían para dedicarse full time a Morning Brew

Esto era ya 2017 y Morning Brew no paraba de crecer, por aquel entonces ya tenían cerca de 100.000 suscriptores.

Pero antes de seguir con la historia de Morning Brew, vamos a repasar algunas de las clave del exitoso arranque de Morning Brew que podemos aplicar para nuestros proyectos de contenidos.

Morning Brew

1. No hacer ni maldito caso de las tendencias y hacer algo que te aporta valor a ti

En el mundo digital estamos muy acostumbrados a ver reports, tendencias, crecimientos de audiencias por canal, y eso hace que cambiemos nuestras decisiones cuando vemos que un canal despunta.

Una de las claves del éxito de Morning Brew fue ignorar todo esto y pensar en qué tipo de contenido les aportaba valor a ellos mismos. Querían estar al día del mundo de los negocios, donde esperaban desarrollar sus carreras profesionales, y los medios más tradicionales no generaban algo fácilmente consumible.

La idea era cubrir esa necesidad: una newsletter resumen de lo que ha pasado, sin contenido original, solo curación de contenidos, pero muy bien curados. Su filosofía: “una newsletter con contenidos de 1 kilómetro de ancho pero apenas unos centímetros de profundidad”.

Vamos, un contenido generalista, lo tenían clarísimo así se diferenciaban de los miles de newsletters de nicho con mucha profundidad que ya existían.

2. Que sea divertido

Otra de las claves fue el desmitificar el lenguaje de los negocios. Una newsletter que haga accesible este contenido a todo el mundo, especialmente a los estudiantes más jóvenes. 

Con una voz gamberra y divertida, memes y chistes, gran parte del valor de Morning Brew es que te diviertes consumiendo el contenido. De hecho, desde el principio los fundadores de Morning Brew buscaron creadores de contenido con una vertiente cómica en lugar de periodistas más tradicionales.

Morning Brew hace mucho uso de GIFs y a día de hoy de viñetas cómicas realizadas por ellos mismos, de forma que hacen más digeribles y divertidos algunos contenidos gracias a este enfoque visual. Además, esto les permite tener contenido mucho más compartible al ser un contenido que encaja muy bien en RRSS y que solo se puede encontrar aquí.

3. Ve a donde se concentra la gente para conseguir tus primeros suscriptores

Los fundadores de Morning Brew empezaron captando los primeros suscriptores a su newsletter allá por donde pasaban. No tenían ni un dólar para gastar en marketing o growth, así que iban captando emails en garitos de música donde iban los estudiantes, clases o cualquier espacio donde se reunieran unos cuantos alumnos que fue su primera audiencia.

En cuanto empezaron a rodar con esa primera audiencia, buscaron escalar el acercamiento. Captar los emails uno a uno era muy lento, así que empezaron a centrarse en ir a clases donde había varios cientos de alumnos. De esta forma podían conseguir varias decenas de emails del tirón.

Estos emails captados en el mundo real fueron la base del crecimiento de Morning Brew por muchos meses.

4. Amplía tu público en cuanto puedas

Morning Brew se centró en estudiantes en sus inicios. Para los fundadores era obvio porque la newsletter buscaba cubrir una necesidad que ellos tenían y eran estudiantes.

Pero enseguida se plantearon si tenía sentido ampliar su audiencia para favorecer el crecimiento, y se dieron cuenta de que su verdadera audiencia eran jóvenes profesionales en el mundo de los negocios, un conjunto que engloba a los estudiantes en temas relacionados con negocios.

Esto fue un gran punto de inflexión para Morning Brew porque ampliaba varios órdenes de magnitud su audiencia, así como zonas geográficas donde se encontraban. Si se hubieran mantenido centrados en el nicho inicial, la historia de Morning Brew habría sido muy distinta.

5. La frecuencia diaria es droga dura si lo haces bien

Una de las señas de identidad de Morning Brew es que es un contenido diario. Todos los días recibes un resumen de lo que realmente tienes que saber. 

De hecho, su formulario de captación de emails dice lo siguiente: “Vuélvete más listo en apenas 5 minutos. Recibe el email diario que hace divertido leer las noticias del día. Mantente informado y entretenido sin pagar un duro”.

Si tu producto es bueno, que los usuarios lo reciban o consuman todos los días genera unos efectos muy positivos. Son más posibilidades para que compartan tu contenido, más clicks para tu blog que hará que Google te vea mejor, más episodios reproducidos a la semana en tu podcast, que hará que subas en los rankings de Apple Podcast o Spotify.

Además, en un vertical como las noticias de negocios, algo diario tiene todo el sentido del mundo, y más si lo integras con algún hábito en este caso el de leer el email, en otros puede ser tener una skill de Alexa que lea tu podcast diario para acompañar a tus oyentes cuando toman el café.

6. El boca-oreja como canal de marketing de bajo coste

En sus primeros años, Morning Brew basó parte de su crecimiento en su conocidísimo programa de Member get Member. En cada edición de Morning Brew te recordaban que si compartías Morning Brew con tus amigos, acumulas puntos por cada alta de un amigo tuyo.

Esos puntos se convertían en regalos de merchandising tipo tazas, camisetas, o incluso un setup completo para trabajar desde casa si llegabas a los mil referrals.

Si bien esta táctica no ha escalado de la misma forma que ha escalado la empresa, si que permitió meter unas cuantas marchas adicionales en el crecimiento en las fases donde no podían invertir en adquisición.

En mi caso, estoy a 1 referral de conseguir una taza 😉

7. Los inicios requieren paciencia

Ahora contamos la historia de Morning Brew y parece que todo fue rápido y fácil, pero nada más lejos de la realidad. Morning Brew salió a la luz en 2015, pero uno de sus fundadores ya estuvo en 2014 enviando algo similar en PDF probando el modelo, así que estuvo trabajando en esto desde 2014.

Hasta 2017 no entró ni un dólar como ingresos, y lo que entró en 2017 fue simbólico. En 2018 explotaron y consiguieron un par de millones de dólares de ingresos, que ya era algo muy pero que muy representativo de lo que estaría por venir, pero esto pasó 4 años después de estar mandando un email diario todos los días.

Volvemos a la historia de Morning Brew, en 2018 Morning Brew ya tenía 1 millón de suscriptores y eran atractivos para marcas y empresas que ofrecen servicios a otros negocios, así que empezaron a facturar bastante bien.

Aquí es cuando Morning Brew empieza a crecer ya como empresa, más allá de la newsletter. En 2019 abren su primera newsletter B2B : Emergin Tech Brew, y a los 3 meses lanzan la segunda: Retail Brew. 

Se dan cuenta que tiene mucho sentido verticalizar su enfoque, manteniendo la frescura diversión y la amplitud de miras (contenido ancho y poco profundo) pero verticalizado para ampliar más rápidamente su audiencia.

En Septiembre de 2019 también se abren a otros medios y lanzan el podcast Business Casual. 

En 2020 superan los 2 millones de suscriptores en su newsletter diaria y debutan su tercera newsletter B2B con Marketing Brew, que arranca con 50K suscriptores. En Octubre de ese mismo año Insider compra una parte mayoritaria de Morning Brew, con una valoración en torno a los 75 millones de dólares, aunque Morning Brew sigue operando de forma independiente.

A día de hoy, Morning Brew tiene más de 4 millones de suscriptores y generó más de 50 millones de dólares en 2021, más que duplicando los 20 millones generados en 2020. Su modelo de negocio está centrado en la publicidad, incluyendo anuncios en sus newsletters y el resto de medios que han ido construyendo, ya que han ido creciendo sus portales web y canales sociales. Eso sí, todavía el 95% de sus ingresos está en los emails.

El negocio de las newsletters es tan interesante que se están planteando comprar newsletters en otros verticales para añadirlos a su oferta. Lejos queda la newsletter side-project y ahora es claramente un negocio de talla mundial que empieza a diversificarse también con un modelo formativo y una línea de negocio de eventos e incluso una web de merchandising.

En esta fase de crecimiento de Morning Brew como negocio en torno a los contenidos nos encontramos otra serie de aprendizajes muy interesantes…

8. Trata tus contenidos como un negocio profesional

Muchos creadores independientes tienen reparos a la hora de tratar sus contenidos como un negocio. La cultura latina no está acostumbrada a hablar de dinero o de negocios con facilidad, y eso limita bastante el alcance de los proyectos de contenidos.

El caso de Morning Brew es un buen ejemplo para abrirnos la mente y ver los contenidos como algo de lo que podemos vivir o incluso crear algo más grande que lo que podemos hacer con nuestras propias manos.

No hay nada malo de tratar tus contenidos como un negocio, todo lo contrario. Sumar profesionalidad y rigor a la creación de contenidos aporta valor a la audiencia. Generar dinero con tus contenidos te permite dedicarte en cuerpo y alma a ello, así como acabar sumando gente más capaz que tú mismo al equipo para llegar a hacer cosas que no te hubieras imaginado nunca.

9. Diversifica cuando puedas

Siempre se puede crecer más. Y al igual que en etapas iniciales ampliaron su audiencia yendo a un público que les permitía aumentar varios órdenes de magnitud sus posibilidades de ingresos, en etapas posteriores Morning Brew no se ha autolimitado a su enfoque original, si no que ha sido capaz de entender lo que hacían bien, que es generar contenidos de forma divertida para que te lleves un resumen de lo que pasa cada día, y lo han llevado a distintos verticales donde existe una audiencia de profesionales con interés de estar al día.

Gracias a esta diversificación, el potencial de Morning Brew sigue siendo casi infinito sin perder su esencia.

10. Probarlo todo y reinvertir al máximo

Una de las grandes claves del éxito de Morning Brew es que según han ido creciendo lo han probado todo.

Al inicio captaban emails en clases de su universidad. Cuando crecieron un poco, empezaron a darle caña a su programa de referral dentro de la propia newsletter, ofreciendo brutales regalos a los que compartían por redes sociales. Este programa les ha generado varias decenas de miles de prescriptores que les han llevado a cientos de miles de nuevos suscriptores.

Cuando siguieron creciendo patrocinaron otras newsletters, abrieron canales sociales, y ahora hacen un mix de orgánico gracias a sus contenidos en formato blog o revista, estrategias paid, referral marketing y siguen probando absolutamente todo.

11. Mantener la salud de tu producto al máximo

Una de las cosas de las que se habla poco de Morning Brew, pero dónde invierten mucho, es en mantener al máximo la salud de su producto.

Desde realizar encuestas a sus usuarios, analizar continuamente sus estadísticas, hasta su obsesión por mantener su lista de emails lo más limpia posible.

De hecho, si detectan que no haces click en sus emails en un mes, te limpian de la base de datos para conseguir mantener altos ratios de aperturas y de clicks.

Morning Brew es un gran ejemplo de cómo crear un negocio de contenidos en base a una newsletter, y que todo puede partir de un side project y crecer sin necesidad de inversión.

Para ello hace falta conseguir dar con un buen producto, que sea un mix de educación con entretenimiento, tener un tono de marca y de comunicación que te conecte con tus lectores y trabajo duro y mucha paciencia. No hay clave del éxito más clara que dejarse las narices en todo esto.

Espero que te haya gustado este contenido, si es así, por favor, dale a like, déjanos una bonita review y, sobre todo COMPARTE como si no hubiera un mañana.

Y si quieres acceder a más contenido sobre cómo hacer crecer tu newsletter, desde Mumbler te recomendamos el podcast Creando Newsletters de la gran Chus Naharro, que evidentemente es un podcast premium en Mumbler.

Saludos!

Hay creadores y creadoras de contenido que ya viven total o parcialmente de sus contenidos. Si quieres saber quiénes son y compartir tu camino con ellos, descubre la comunidad de emprendedores de contenido de Mumbler.

ME APUNTO

Publicado en Monetiza

Comentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *