Superposición del sitio

4 puntos clave para comunicar un nuevo contenido de pago a tu audiencia

A los creadores nos cuesta mucho tomar la decisión de producir contenidos de pago. Muchísimo

Estamos acostumbrados a dar nuestros contenidos a cambio de unos likes, una dirección de correo electrónico o una suscripción; y saltar de ahí a vender contenidos, se nos hace una montaña.

Es así. Nos pasa a todos. 

Además, cuando por fin nos decidimos a crear un contenido de pago, aparece un fantasma que nos susurra una pregunta al oído “¿qué opinará tu audiencia?”. 

Y nos entra el miedo escalofriante de ser rechazados como creadores. 

Es un sentimiento habitual.

Pero no sufras, la experiencia nos dice que si comunicas bien tu decisión, tu audiencia la recibirá con los brazos abiertos

En este artículo repasamos cómo comunicar el lanzamiento de un contenido de pago, para que tu audiencia lo entienda como lo que es: una oportunidad para disfrutar más de tus contenidos.

Vamos allá.

Contenido de pago

De gratis a pago

Tu comunidad te ha seguido fielmente porque se lo has dado todo gratis. Les has aportado contenidos de valor a cambio de su atención, unos likes o una dirección de correo electrónico, a lo sumo. 

Esta relación cambia radicalmente a partir del momento en el que decides vender un contenido. Es un punto de inflexión.

Este cambio en vuestra relación, se tiene que explicar muy bien para evitar malos entendidos. Todo debe quedar lo más claro posible. 

Para lograrlo, hay algunos puntos clave que debes tener en cuenta a la hora de realizar esta comunicación. 

Puntos clave de la comunicación a tu audiencia.

A la hora de comunicar el lanzamiento de tu podcast premium u otro contenido de pago a tu comunidad, hay algunos aspectos clave que debes tener en cuenta: 

El contenido de pago es un extra

Cuando alguien quiere quitarnos algo que consideramos nuestro, todos reaccionamos con ira y enfado. 

Tu audiencia considera que tus contenidos gratis son suyos, entiende que se los has dado. Por este motivo no es una buena idea quitárselos. 

Debes explicar muy bien que tu podcast o contenido de pago es un extra

Es un contenido que se añade a los contenidos gratis y que en ningún caso estás convirtiendo contenidos que hasta ahora eran gratis, en contenidos de pago. 

Si tu audiencia percibe que estás quitándole algo, tendrás un problema. 

El contenido gratis sigue disponible

Continuar creando y publicando el contenidos gratuïto que publicabas hasta ahora es muy importante por dos motivos: 

  1. Porque te servirá como canal de captación de nuevos suscriptores
  2. Para demostrar a tu audiencia que el contenido gratis sigue disponible y que vas a seguir compartiendo contenidos gratis como hasta ahora. 

Debes lograr que entiendan que el contenido premium no va en detrimento del contenido gratis. Más bien al contrario. 

El contenido premium mejora el contenido gratis

Como ya hemos comentado, el hecho de que tengas un contenido premium (sea un podcast o cualquier otro) convierte el contenido gratis en un canal de venta

Es el lugar donde puedes conseguir nuevos suscriptores para tu contenidos premium, de modo que el contenido gratuïto pasa a tener mucho sentido para tu negocio. Pasa a tener una utilidad. 

Es por este motivo que el contenido premium no reduce ni perjudica el contenido gratis, al contrario. Gracias a las suscripciones, vas a poder dedicar más tiempo y cariño a ambos. 

El contenido de subscripción no es más de lo mismo

A nadie le gusta pagar por “más de lo mismo”. 

Cuando comuniques tus contenidos premium a tu audiencia, tienes que ofrecerles algo que sea diferente del contenido gratuïto

Algo que vaya más en profundidad o detalle. Pon mucho émfasis en la diferenciación, que quede muy claro qué aporta el contenido premium.

Además de estos aspectos clave que debes tener en cuenta a la hora de comunicar tu contenido de pago a tu audiencia, hay otros factores relevantes.

La deuda emocional

Después de tanto tiempo ofreciendo valor y contenidos a tu audiencia de forma casi desinteresada, una parte de tus fans sienten una deuda emocional contigo.

Un contenido de pago es un forma de canalizar esta deuda.

Por este motivo muchos de tus fans querrán pagar y estarán agradecidos de que les ofrezcas la opción de hacerlo.

No todo el mundo querrá pagar: ni falta que hace

El momento de sacar la tarjeta bancaria de la cartera, es clave en cualquier negocio online. 

Cuando preguntas a tu audiencia cuántos de ellos estarían dispuestos a pagar, es posible que un número considerable responda que sí. 

La mayoría miente. Lo siento. 

El momento de la verdad es el momento de pagar y en este punto muchos de tus fans se van a echar atrás. 

Lo bueno es que no necesitas a todos tus fans. Ni siquiera los que dicen que sí y luego es que no. Te basta con un pequeña porción de tu audiencia para lograr que tu negocio sea rentable. 

Bajo nuestra experiéncia, entre el 1% y el 3% de tu audiencia pagará por tus contenidos premium. 

Puedes hacer las mates: 

  • Si tienes 1.000 personas en tu audiencia, van a pagar entre 10 y 30 personas.
  • Si tienes 10.000 personas en tu audiencia, van a pagar entre 100 y 300 personas. 

No necesitas a toda tu audiencia para conseguir que tu negocio sea viable. Ni de lejos. 

El precio forma parte del producto

El precio de un servicio o producto, le define

Si tu contenido es de calidad, es recomendable que le pongas un precio que ayude a transmitir esa calidad. 

Nadie dice que una suscripción mensual a un podcast premium tenga que costar 50€ (que las hay, ojo), pero quizá tampoco 3€. 

Si te sirve de referencia, el precio medio de los podcasts que se publican en Mumbler es de unos 7€/mes. 

NOTA: Recuerda que en Mumbler puedes poner un precio entre 3€ y 50€. Puedes modificar el precio en cualquier momento. Si haces un cambio de precio este sólo se aplicará a las suscripciones realizadas a partir de ese momento. 

Puede que alguien se enfade

Aún teniendo en cuenta estas recomendaciones para comunicar tu contenido premium, puede que alguien se enfade. Es inevitable, no está bajo tu control.

Ante esta situación es importante mantener la calma y, de forma pedagógica, explicar que nadie está obligado a pagar nada. 

Quien quiera acceder a más contenidos puede hacerlo pagando, igual que sucede en el mundo offline. 

Si quieres tomar un café lo pagas. 

Si quieres comprar una barra de pan, la pagas. 

Si quieres escuchar un podcast premium, lo pagas.

Así de senzillo. 

En mi casa siempre dicen: “Si se enfadan tendrán dos trabajos: enfadarse y desenfadarse”. 

Pues eso. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.